Köln

martes, 1 de marzo de 2011

Intensísimo Amsterdam

Bueno preparaos porque todo lo que vais a leer en esta entrada, por increíble que parezca les sucedió a tres inocentes chicas de Erasmus...

Día 1. Viernes
Después de una noche de cena en el Hard Rock y de fiesta más tarde en Efferino, me desperté con una de las resacas más brutales que podía recordar de todo el Erasmus, y todavía, a día de hoy, creo que  cuando me desperté seguía borracha. A la primera persona que vi ese dia fue a Leti, que por su no-cara, ojos entre cerrados, voz de camionero y el sujetarse la cabeza como si pendiera de un hilo, me hizo ver que nos habíamos levantado en el mismo estado...Me encaminé a las 8 de la mañana a el hotel de mi madre para despedirme de ella y de Antonio y luego mi cuerpo atontado me llevó hacia la uni donde haría mi último examen. Me despedí de Lio...la vi alejarse con su loca melena, y pensaba que no sabía cuando iba a ser la próxima vez que la viera.

Después apresurada salí corriendo a la estación donde me esperaban Almu y Leti. Cogimos el tren de las 12:45 que nos llevaría a Aachen (tan solo una hora de trayecto) y de ahí cogeríamos el bus a Maastrich (otra hora más). El tema de conversación durante el camino fue la noche anterior, lo mal que nos encontrábamos y lo bien que nos lo íbamos a pasar en la ciudad "sin ley". En Maastrich antes de coger el tren Leti tuvo su primera ocurrencia...¿por qué no dejo mi maleta en la estación, con todos mis bienes más preciados? Una vez más gracias Leti por tener esa cabeza y brindarnos tan buenos momentos y carcajadas sin fin. Después de la "Leticiada" cogimos el tren que nos llevaría directas a Amsterdam, (tardó un poco más de dos horas).


Sí, lo conseguimos, estamos en Amsterdam...pero por poco tiempo, porque resulta que nuestro camping está a unos 3/4 de hora en tren de la capital...Jajaja Como chicas previsoras habíamos comprado una tarjeta que nos permitía viajar por todo Amsterdam en tren, bus, tranvía, pero graciosamene, no era válida para los autobuses de nuestra zona del camping ya que eso estaba a las afuerísimas...Jajajaj


Una vez el tren nos dejaba en la penúltima parada (20 paradas, línea naranja, la más larga de Amsterdam, imagen de arriba), teníamos que coger dos buses que costaban 2€ cada trayecto y por persona...Nos vimos jodidísimas, y es que llevábamos el dinero más que contado...Un chico guapísimo que iba en bici se paró para ayudarnos y nos indicó donde se encontraba la parada del bus. Llegamos al camping, en el que podría grabarse una película de terror. Era parecido a Efferen, es decir: a tomar por culo y lleno de conejos. La recepción estaba cerrada y habían dejado un papel con el nombre de la gente que llegaba esa noche, y con el número de cabaña que tenían. Fuimos a la que creímos que era la nuestra, pero unas horas más tarde descubriríamos con horror que no era así.

La cabaña estaba bastante bien, pero hacía un frío curioso...La calefacción costaba 5€ por cada noche, así que al principio nos negamos a ponerla.. .Estábamos on ice. Pasó un rato, y después de vernos envueltas en las mantas, guantes y tiritando decidimos que ya era hora de hacer el gasto. Como no teníamos dinero, no pudimos ir esa noche al centro de Amsterdam...Fue un poco desastre ya que nuestras únicas fuentes de alimentación eran pan bimbo, jamón serrano, queso y jamón york. Con la mentalidad Erasmus decidimos echarle morro a la vida e ir a mendigar a gente de otras cabañas...No encontramos mucha gente, y a los que vimos nos dio palo ir con la excusa de "no tenemos dinero".
Me cuesta decir y esto, y es que dado que no teníamos ni cartas, ni alcohol, ni dinero ni ná, nos vimos tres Erasmus en Amsterdam, a las 10 de la noche en la cama, en un camping perdido de la mano de Dios, rodeadas de naturaleza y durmiendo con la ropa puesta. A pesar de todo, eso nos permitiría madrugar y aprovechar el día siguiente a tope, hasta la madrugada del domingo.
(Se oyen ruidos) Me despierto a eso de las 2:00 a.m, parece que fuera hace mucho viento...El frío no me ha dejado dormir bien, y me había estado despertado continuamente...¿Qué ocurre? ¿Qué son esos golpes? Hablo en voz alta para ver si están despiertas y Almu me responde con un: "Andrea, creo que están intentando entrar en la cabaña"...Leti que dormía plácidamente abre los ojos de un golpe. No doy crédito a lo que dice Almu, al parecer ya llevaban una hora forcejeando la puerta y dando vueltas alrededor de la cabaña. Nos quedamos en silencio, estábamos acojonadas. Se me enciende la bombilla: pienso que a lo mejor nos hemos equivocado de cabaña. Se lo digo a estas y Almu y yo decidimos salir afuera. Primero corro la cortina de la ventana de la puerta y veo a un chico y una chica. El chico se llevó el susto de su vida y es que su cara de terror al verme asomarme por la puerta, con cara de sobada y desde dentro, será algo que jamás olvidaré.

Hablamos con ellos, eran franceses...Les decimos que vamos a comprobar el número de las habitaciones...Efectivamente...SOMOS RETRASADAS...Jajaja...Éramos la cabaña 13 y nos metimos en la 14....fueron muy comprensivos y se metieron en la que era la nuestra, para que no tuviéramos que cambiarnos en medio de la noche. Volvemos y Leti estaba riéndose a solas. Nos dormimos todavía flipando con lo sucedido.

Día 2. Sábado 

¡Buenos días Amsterdam
Después de haber pasado un frío espantoso, de habernos levantado sobre-saltadas a las 2 a.m y descubrir que nos habíamos equivocado de cabaña, no pudimos además, levantarnos a la hora que nos habíamos propuesto. Y para añadir más cosas, las duchas y la fianza nos ponían más problemas.

Una vez estábamos listas para ponernos en marcha, y con la primera buena noticia del día, podíamos caminar hasta una parada de tranvía y luego cogerlo sin tener que pagar, el TRAM 51, nos lo ponía difícil para encontrarle. ¡Aleluya! Le encontramos, nos subimos y síiíííííí estamos en AMSTERDAM.

Empezamos por el barrio rojo, que de día he de decir que nos decepcionó...Paseo entre los canales, el mercado de las flores, Dam street (zona de tiendas), comida en el McDonalds. Vemos las primeras letras de Amsterdam y callejeamos un poco. Seguimos pasando entre canales y cogemos un bus 10 que nos lleva a Leidseplein: donde se encuentran los coffee shops y bares (y las famosas letras enormes).



Nos metimos en uno de los que nos recomendaron: Bull dog, pero había demasiado ruido, así que nos fuimos metiendo en varios hasta que dimos con el que nos gustó. (Llevábamos tabletas de chocolate, just in case, que tuvimos que luchar por que no nos cobran 20 ct. de más). Entramos por fin al coffee definitivo: Rockery, era muy indie-hippie-bohemio. Allí compramos dos porrillos y una spice cake.Nos lo tomamos con mucha calma y echamos unas 3 horas y media en el sitio. Algunos de los momentazos claves fueron el empanarnos con el sistema de ventilación, el ver gente que no está por todas partes, el camarero, mi momento silla, de sentir que si me sentaba me caía, la imatación del rey, el buenorro Dj, Leti pide cafés para todas y se olvida de pedir el suyo....

Salimos del sitio y encontramos un conciertazo en a calle de un chico de Dublín y un amigo suyo italiano. Queremos comprar el CD pero los dineros no nos dan para más. Leti tropieza dos veces con el vaso haciéndose centro de la actuación. Nos vamos a cenar un menú al B.G por 1'95 ¡la gloria! Ratos de emporradas como hazte un pfand, o hazte fan de la marihuana en facebook, Encarna de noche...video dedicado a Eloy... A Almu le regala un niño una rosa, momento muy intenso.

Volvemos a casa, intentamos robar bicis en la parada del camping, un hombre con un perro nos guía, llegamos por fín a la cabaña y dormimos como benditas.

Dia 3
 Nos despertamos y damos por comenzado el día de trenes y más aventuras. Cogemos el primer zug a la estación central, luego pagamos 23 € hasta Maastrich. Almudena se encontraba en un estado de hiper actividad. Comemos un kebap en Maastrich e intentamos coger el bus que nos lleva a Aachen pero nos dicen que no vale el ticket, como nos negamos a pagar nos colamos con suerte en el siguiente. En Aachen hay retraso del tren debido a Manipulation y una vez llegamos a Köln a las 19:30 p.m vamos a contrarreloj para coger el avión a Tallín, Estonia.

Sin duda ha sido un viaje con sorpresas y momentos inolvidables, gracias chulis siempre aportais ese toque especial a las cosas :)

1 comentario:

  1. Dios!!!! no te puedes imaginar lo que me he reido y lo más curioso es en donde estoy leyendo tu entrda!!! jajaja
    Miss you!! Leti

    PD: te olvidaste de mi momento de sombrero en el canal jaja y que de pocas voy yo de cabeza!! jaja

    ResponderEliminar