Köln

miércoles, 19 de enero de 2011

Navidades, no tan blancas pero en MADRID :)

¡Feliz Navidad!
Buenos días queridos lectores, estoy aprovechando un descanso en mi dura mañana de estudio para escribiros a vosotros; sí aquellos que estáis al otro lado de la pantalla, a los que estáis aquí al ladito o los que os encontráis a unos cuantos kilómetros de distancia...En esta semana me pondré al día en el blog por lo que os voy a contar un poco lo maravillosas que fueron estas Navidades junto a familia y amigos.

Los Reyes Magos
Salí de Colonia hecha un manojo de nervios, emocionada y con ganas de ver todo y a todo el mundo. Nadie sabía que iba para allá...Todos habían sido magnícamente engañados y les esperaba una bonita sorpresa a cada uno de ellos. Mis amigas de la uni, únicas conocedoras de mi descabellada idea, fueron compinches y parte importante de la trama.

Una vez llegué a Madrid, vi que por unos segundos la sorpresa se iba a ir al traste...Me había gastado todo el dinero que me quedaba en regalos y llevaba poco más que 1€ en el bolsillo...Pensé: "Perfecto, un viaje en metro cuesta tan solo 1€"...pero había olvidado que llevaba un suplemento,por lo que si mal no recuerdo me hacían falta unos 60 ct más.Intenté por todos los medios sacarme el dichoso ticket; en las máquinas (que ahora pedían el pin de la tarjeta, y que yo no recordaba), busqué en la ropa de mi maleta, en todos los sitios que se me ocurrieron...y solo me quedó una opción...MENDIGAR...Me daba mucha verguenza, pensé que no me harían caso o que no se creerían que fuera para el billete...Gracias a la buena voluntad de dos chicas pude seguir con mi plan de "shock navideño". Cuando llegué a la parada de "Goya" (donde yo vivo), empecé poco menos que a hiperventilar...Mi amiga Paty estaba esperándome (ya que iba a guardarme las maletas e iba a estar conmigo para que pudiera seguir con mi plan). Comimos juntas, nos contamos mogollón de cosas de nuestros Erasmus, reimos e hicimos el tonto como antaño...
La verdad que era todo muy raro; oir a la gente de la calle hablar en español, entender todos los carteles, estar cerca de mi casa y no poder ir (todavía) a ver a mi familia... A eso de las 7 de la tarde, me presenté en casa de mi mejor amigo Ignacio y desde ahí empezaron una cadena de caras fantasma...y de "¿qué haces aquí?"...pero, pero..."ahhh ahhh no me lo creo" o un simple "aaaaa". No se me va a olvidar NUNCA vuestras reacciones...

Después de Ignacio tocaban Tuky y Diego...De nuevo caras de flipe y alguna que otra interjección. Nos fuimos a nuestro querido 100 Montaditos y después a "La Manuela" a recordar viejos tiempos. Igna me acogió en su casita y al día siguiente comí con Tuks y me preparé ya si que sí para la GRAN SORPRESA.
A eso de las 20:30 del 24 de diciembre (es decir, Nochebuena), me encaminé hacia Majadahonda, que para aquellos que no lo conozcan, es un "pueblo" a las afueras de Madrid, donde viven mis tios y donde cada Nochebuena nos reunimos todos los miembros de mi querida family y yo...Sabía que a eso de las 21:00/21:30 estaría allí ya toda la tropa...A pesar de que el taxista se perdió todo salió a la perfección...He de agradecerle también su ayuda ;)
Una vez me vi sola en la desierta urbanización empecé a dirigirme hacia la entrada de la casa...No me creía que hubiera llegado el momento...Cargada con mis dos maletas y calzada en mis tacones bajé sigilosamente la cuesta hasta la puerta...Intenté abrír una verja para colarme en la casa, pero esa noche se encontraba cerrada. Llamé al tiembre de la puerta exterior y me escondí a la espera de que abrieran... Salieron mi tia, algún tio, mi hermano y mis primas...Empezaron a decir ¡Es Andrea!...En cuestión de segundos mi hermano se metió en el papel, me cogió las maletas y pidió silencio para que mi madre no se enterara de que estaba allí...me dijo que me dirigiera al fondo de la casa ya que era donde se encontraba...En medio de todo el caos le tuve que decir "Alex, pero ¡dame un abrazo!" Jajaja...Me colé en la casa e iba pidiendo a los familiares que me encontraba que guardaran silencio...Vi a mi madre que cruzaba justo a mi lado sin dar noticia de ello...Solté un claro y potente "Hola" y mi madre dirigió su mirada hacia mí; estaba asombrada, incrédula y lo mejor de todo emocionada...Llegó incluso a dar unos pasos hacia atrás diciendo "No, no, no...", después nos abrazamos entre lagrimas, junto a las de algunos tios que estaban más sensibles de lo normal... :)
La noche fue perfecta, como toda, con sus cosas, con su gente y con esa magnifica sensación que el hogar te proporciona.
Mis primas



 
Mi mami :)



 
Mi hermanito
De cocinillas
Al día siguiente comida en casa de mi tía como de costumbre y por la tarde-noche quedada con amigos :) Tarde de cañas, acompañada de tapeo, pre-copas en casa de Jacobo y después un poco de baile en Dalai. Vuelta a casa a las tantas...y muy feliz con todo.

Es difícil saber el orden exacto de todo lo que ha pasado en estas Navidades...Solo se que ha sido intenso, precioso y que no tenía el recuerdo de unas Navidades así...Yo creo que en parte tiene la culpa la distancia; te da perspectiva y te ayuda a valorar más lo que tienes o al menos tenerle más ganas. Se que he visto a quien realmente quería ver, he aprovechado mi tiempo junto a la gente quiero que esté por mucho tiempo más a mi lado y me gustaría que fueran conscientes de lo feliz que me hacen, por ello muchas gracias a:  mis psicólogos, mis chicas de la uni, mis italianos, gente de EE.UU mis locas ceuistas, mi narizotas, mi gran familia del CEU, sí vosotros, los que sino encontráis vuestro nombre en este Blog no lo leeis: Diego, Marc, Fer, Igna, Tere, Isa, Sonia, Noa, Tuks... familia (mis primas, aquellas sin las cuales no sabría que hacer, mis tios, máma, Antonio, Alex, Gus...) lugares como Ocaña, rincones de Madrid,...TODO

Con Paty y Arancha
En Ocaña con Elena, Tuky y Noa

Se dice que durante toda nuestra vida cargamos una mochila llena 
 de cosas inútiles, cosas que no hacen más que pesar, ocupar hueco e impedir que cosas fantásticas entren...Desde hace tiempo he decidido que tanto las buenas cosas como las malas me acompañen, que vengan a mi lado...Se que según camine solo quedará lo que debe estar ahí...y encima, me ahorro el cargar a la espalda ese horroroso peso ;)


3 comentarios:

  1. un ultimo chiste malisimo... aun asi me alegro de que disfrutaras de las navidades, aunk para eso tuvieses que pasar tanto tiempo viviendo en la mentira. jajaja

    ResponderEliminar
  2. Jajaja...Sabes q t ha encantado el toque final :P Mentira en el mundo dond tu vives...pero si tu único amigo es un robot!!!!

    ResponderEliminar
  3. mi robot no miente. para tener amigos que me mientan prefiero al robot!

    ResponderEliminar