Köln

domingo, 19 de diciembre de 2010

Semana del 6 de diciembre. Was in Köln passiert bleib in Köln!

El lunes teníamos una fiesta de Navidad en la FH. Pensábamos que iba a ser como la de Deutz, pero al llegar allí vimos que el ambiente era de funeral…Con las mismas que llegamos, nos fuimos.
Almu, Fer, Dani, Paco, Alicia y yo cenamos en la pizzería Quatro Cavalli…¡Qué ricas estaban! Después me fui con los griegos a un bar ruso. Tomamos una cervecilla y para casa.

El martes después de una agradable tarde con mi clase de inglés (con profe incluído) por el mercadillo de Neumarkt, bebiendo Glühwein (corrió a cuenta de nuestro teacher), y cenando después una típica Bratwurst en el de Heumarkt, nos enfrentamos a la cola de Flanagans como antaño… Viendo que el sitio estaba a reventar, decidimos movernos al Rose Club, ya que algunos iban para allá y mi Tandem Falco se encontraba por allí. En el sitio pinchaban música Indie…Estaba vacío al principio, pero según fue transcurriendo la noche se llenó. Me volví a casa con mis vecinillos en un taxi de 6…jajaja…Me encantó ver a Gorka embutido en el maletero del coche…


El miércoles fue un día un tanto complicado. Estuve con mis chicas de tienda de lencería en lencería…¡Muy divertido, y no apto para cardiacos! :P Xisca nos regaló a Lio y a mi un conjunto rojo para Nochevieja :)Después me acompañaron a hacer la compra y luego el equipo LAX fue a Rodenkirchen a patear culos…¡Qué asco me da a veces el mundo, y determinadas personas! ¿Dónde está nuestra privacidad? En fín, volví con el último tren a casa y me pasé por casa de Eloy para tomar un chocolatito caliente con galletas…pero que entre charleta y charleta nos dieron las 4 a.m. ¡Ay orange!

El jueves teníamos una fiesta en una disco un poco más chic a lo que estamos acostumbrados aquí en Köln. Hicimos las copas en el Cianca’s Arena y luego nos fuimos a la tortuosa noche de Crystal…En esta discoteca tienen un sistema de pago distinto al de otras…Te dan a la entrada una tarjeta (previo pago de la entrada a la discoteca), y dentro tienes que hacer una mínima consumición de 5€, pero que no hay que pagar hasta que no salgas, por lo que si no tienes un fuerte auto-control, te gastas la paga de un mes, y encimas te coges un melocotón coloniano de dimensiones Colosales. Bueno además de este “divertido” sistema, la noche siguió avanzando…Mi móvil, muy liberal él, tuvo una fiesta por separado; decidió empezar sus clases de buceo avanzado, de modo que se tiró valientemente de mis pantalones al water, haciendo una inmersión perfecta y metiéndose en la espiral de agua que le conduciría a el mundo de las tortugas ninja…Si es que no podía ser de otra forma, si en Madrid ya perdía móviles, me los robaban o sencillamente el karma decidía que no los tuviera, no iba a ser aquí de otra forma… Donde, como todos los Erasmus sabemos, las leyes, tales como las de Murphy son más contundentes que en ningún otro sitio. Vuelta a casa, dando vueltas.


El viernes organicé una cenita de Navidad en casa; con mis compis de piso y la novia de Jürgen. Fuimos a la compra, y he de decir que de la improvisación salió una cena riquísima. Para picar puse queso fundido encima de panecillos (metidos al horno), y con mermelada de arándanos. De primer plato había albóndigas con cebollita (en una salsa para chuparse los dedos), con patatas fritas y de postre helado de vainilla y chocolate con platano partidito en rodajas. Durante la sobre mesa bebimos Ouzo, y cervezas. Con mucho dolor, tuve que dejar a mis compis de piso cogiéndosela grandísima, ya que estaba cansadísima de la noche anterior…La vedad que he tenido mucha suerte con ellos, ¡son unos chicos geniales! :)

El sábado me levanté descansadísima, hablé con mi mosqueperro y decidimos que lo mejor sería comer juntitos (ya que nos había abandonado mucha Leute Ring, es decir gente de la resi). Bueno pues dicho y hecho, y como estamos hechos unos cocinillas y unos apañaós, hicimos filetes rusos en su salsa, pimientos verdes y patatas, bua ¡que saciedad! Después cogimos nuestras cámaras y nos fuimos al pequeño pueblo de Brühl, que a parte de hacer un frío interesante, tener un castillo precioso, un mercadillo de navidad como los de Colonia y un deutsche bank, no tenía mucho más así que, hecha la visita, unas cuantas fotos, y comprados unos tallarines, nos fuimos rumbo a Efferen donde Gus celebraba su cumple...Menudo regalo tan “super” currado eh Ciancas?…Después de comer tarta, chocolates varios, patatas, y en definitiva engullir como cerditos, nos fuimos a la disco Artheater. A eso de las 4, nos fuimos unos cuantos, pero ese día la vuelta a casa no sería igual que el resto, esa noche, nos cambiaría a Almux y a mi la forma de ver a el “Caminito de la muerte”, ese día descubriríamos toda la zona residencial y no residencial de Deutz. Ese día nos vimos obligadas a cruzar de forma temeraria, autopistas, quita-miedos (que quien lo diría), todos los puentes habidos y por haber…En fín una odisea, que acompañada de la loca niña de Jaén, de sus deseos de arrancar motos aparcadas, y la combinación de esfuerzos puestos en robar bicis, hizo de la vuelta a casa una noche que jamás olvidaremos. Llegamos a casa a las 6, nunca sabremos que fue lo que NO hicimos mal.

Con el cumpleañero


El domingo no me levanté en mi casa, y no, no penséis mal, me levanté en casa de Almu, y es que había tenido tan buen atino de olvidarme las llaves en Efferen, así que mi mami me acogió en su habitación. No obstante llamé a mi casa, y comí allí con el loco y la loca. Después de comer nos bajamos a ver Toy Story 3…¡Me encantó! ¡Qué bonitos recuerdos de la infancia! Por la tarde/noche me fui a Mordor a por las llaves y así di por finalizado un gran fin de semana ;)


Gracias Mosqueperro,tú Adonis…ejem que digo, Aramis ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario