Köln

jueves, 25 de noviembre de 2010

Semana del 15 Noviembre..y... ¡viene Igna!

Bueno lo que esperaba con más ilusión de esta penúltima semana de noviembre era la visita de mi mejor amigo Ignacio! Pero como ya sabréis primero os cuento la evolución de la week…

El lunes sin Internet (sí, otra vez) debido a un virus, y ello me impedía comunicarme con el exterior, no obstante mis ganas de fiestear eran mayores, ya que mi semana anterior había sido más “calmada”…Como hacía mucho que no iba a la barra libre de Klaps Mühle, me motivé, me puse bonísima, me calcé los tacones y marché con Eloy para allá. (Previo chanchullo a los del CAMPUS IT para que me pusieran Internet y después cena en su casa…rico pescaito!)
En el “Manicomio” estaban solo los chicos, pero luego también se unió María…La noche no acabó como todas las demás, de hecho, fue un poco caótica, pero es estupendo saber que tienes un buen amigo que se preocupa por ti.

Gracias Eloy, te quiero mucho ;)

El martes, doble ración de resaca, mucha jaqueca, y lo único para contra-restarlo; un par de gelocatiles, que no ayudaron lo suficiente para que el día fuera menos malo…A clase a las 2, vuelta a casa y pronto a dormir.

El miércoles nos escapamos antes de una clase para no esperar tanto la maldita cola de la Mensa…y después de la última lesson con la yoga girl, nos fuimos Lio, Xisca y yo a la zona de tiendas…Me di dos caprichos en Gina Tricot (que es un marca que solo hay aquí y en Dusseldorf, y es monísima) y ya luego, quedé con mis “papis” para hacer la compra. ¡Qué bien que existan las bolsas de Ikea! Jajaja
Compré lasaña, puse unas tapas de quesos y subieron a cenar mami, y los tres mosqueteros. Al acabar la cena mummy, daddy y yo nos quedamos jugando al Mikado. Almu… eres una patosa, jajaja, pero bueno le ha cogido gustillo a eso de perder…:P


El jueves estaba vaguísima…Me apetecía quedarme en casa, con mis compis charlando en la cocina, pero era día de despedir a nuestro médico Manu, que se va por un mes a España a hacer los exámenes. Sin faltar a la costumbre nos reunimos en Efferen, pero solo para un par de cervezas…Luego me fui con Eloy para casa, pero tuvimos la mala suerte de perder el último tren así que taxi…¡Mierda! ¡Cómo duele gastar dinero a fin de mes, y menos cuando no tienes!…Jajaja

El viernes me levanté super emocionada, no me estaba creyendo que fuera a ver a Igna…Fui a clase, volví a casa, comí viendo una peli y luego me fui con Ciancas al aeropuerto, que iba a recoger a sus padres. Llegué cuando Igna ya había aterrizado y estaba en la sala de espera; su vuelo había tardado menos de lo esperado…Madre mía, todo el camino al aeropuerto le fui dando la tabarra a Javi, le decía las ganas que tenía de verle y lo nerviosa que me encontraba…Ya en el aeropuerto corrí para buscarle…Estaba sentado leyendo el marca, jajaja las buenas costumbres no cambian…Grité ¡Ignaaa!, levantó la mirada y le estrujé con un abrazo…Ay necesita verle ya…Estaba igual que siempre. Nos fuimos a coger el tren, pero le dije que no comprara el ticket ya que no era probable que nos lo pidieran, así que nos subimos…Nada más cerrar las puertas nos dimos cuenta de que había un revisor…jajaja así que nos empezamos a alejar de él y en cuanto tuvimos la oportunidad nos bajamos. Compró un viaje y luego nos fuimos al Arcaden para pillar un par de cervezas para la cenita que le había preparado en su “honor”. Hicimos fajitas…Eso si que fue una fajitada! Vinieron Guti, Eloy, Dani, Leti, Almu, Lio, y por supuesto Igna y yo. Ese día mi casa estaba a reventar…habían venido dos amigos de Andy y unos 5 de Jürgen…La casa era super multicultural; Hablábamos en alemán, inglés, español, griego…jajaja y encima con distintos dialectos de alemán…Mi compi Andy me está haciendo una profesional del Bayerisch :)
Luego nos fuimos al Live Music Hall (a la barra libre), previa cagada, ya que nos bajamos una estación antes…Y buenos ese día si que se puede decir que había una COLONIA de españoles en la discoteca…es como una plaga nos vamos multiplicando…Pero nos lo pasamos genial, bailando, riendo, brindando…J Me fui prontito a casa, ya que Igna estaba cansadillo y una vez allí estuvimos comiendo como gordis…jajaja estaba rica la tarta de manzana eh Igna? Nos quedamos charlando hasta las 4 y luego a dormir…¡Todo el mundo que prueba la restform se queda muy pero que muy contento! ¡Menuda inversión!

Mis dos chicos :)



¡A ESTO LE LLAMAMOS CARA-KÖLSCH! (Cuando alguien no sale bien, pegatina de cerveza en la cara)


El sábado…con mucho dolor, nos levantamos a las 12…Jajaj mi marmotilla Igna no se levantaba ni a tiros…Jajaja. Nos preparamos un “lunch” para el camino y empezamos a visitar la ciudad por Neumarkt…Atravesamos la zona de tiendas, nos metimos en la tienda de música (que un par de meses antes había descubierto con mi mami), vimos la catedral por dentro y fuera, caminamos junto al Rhin y acabamos por el casco antiguo, donde nos metimos en una tienda de artesanía, con todo de madera y nos pusimos a charlar con el majísimo dueño. Después cruzamos por el puente de los candados e intentamos subir al mirador pero estaba cerrado. Cogimos el metro en Heumarkt y nos fuimos a casa a descansar un rato. Después bajamos a casa de Eloy, y de allí nos fuimos a ver el partido del At. Bilbao vs. R. Madrid a un restaurante que llaman el “americano”. Por supuesto ganamos y después nos fuimos a tomar un mojito al Cubana Bar. Lo siento por mi amigo Gorka y su novia…lo presenciaron todo, y además estaban rodeados por unos hooligans del equipo merengue..:)


La tienda de artesanía navideña


El domingo Igna se iba, pero decidimos aprovechar la mañana…Nos levantamos a las 8 y media y nos fuimos al museo de chocolate, pero solo lo vimos por fuera. Después desayunamos en Neumarkt en una cafetería italiana…jajaja Igna quién diría que has estado en Alemania!…Fue una pena que se fuera el domingo ya que estaban puestas las casetas del mercadillo de Navidad, pero hasta el lunes no las abrían. Cogimos el tren para ir al aeropuerto, y entre lagrimillas despedí a mi ruterillo…


Me ha recargado las pilas de algún modo verle…Y valoro mucho que haya venido…Se cómo es él…y no se cogería solo un avión con destino a un país donde no conoce la lengua, para ver a cualquier persona…Gracias Igna, me acuerdo muchísimo de ti, me ha encantado que vinieras y que conocieras a mi gentecilla de aquí…Te quiero, cuídate muchísimo.

Comí con mis “papis” en casa, dormí una siesta mientras estos jugaban al Mikado y después nos fuimos a ver Harry Potter…¡Me encantó!

Se acabó la semana…¡Besitos desde la Colonia del frío!

No hay comentarios:

Publicar un comentario